MAMÍFEROS, AVES, REPTILES, ANFIBIOS E INSECTOS

Esta área natural protegida alberga varias especies de mamíferos, aves, reptiles y anfibios que representan un 33% de todas las especies conocidas para El Salvador.  Algunas de ellas poseen la característica de ser endémicas, quiere decir que sólo habitan en pequeñas zonas restringidas en todo el planeta, en este caso, en las tierras altas del norte de América Central.

Biólogos investigadores se han dado a la tarea de identificar el mayor número posible de especies, y gracias a esta labor Los Volcanes es el hogar de 61 de mamíferos, 164 de aves, 27 de reptiles y 8 de anfibios.

Muestra de estos ejemplares están la zorra., ardilla gris y café, pezote, venado cola blanca, serpientes timbp, ojos de gato, charas, águilas crestadas negras, tucanes verdes, talconetes, bebeleches o anolis, ranas arborícolas negras y ranitas cavernícolas.

Las especies de insectos y arácnidos representan un universo de formas y colores, poco estudiado en el Parque aún, que sin duda cautivarán la atención de aquellos más observadores de los detalles.

HÁBITAT O ECOSISTEMAS

En Los Volcanes se puede encontrar la convivencia armónica de variados hábitats naturales y perturbados:

Hábitat Naturales:

Bosques nebulosos

Páramos de altura

Vegetación sobre lava

Lavas desnudas

Laguna sulfurosa

Hábitats Perturbados:

Plantaciones forestales

Cafetales

Pastizales

Cultivos de granos básicos

La vegetación que habita en el páramo de altura son las agaves y cicutas, flores compuestas y gramíneas.  En las plantaciones forestale predominan los cipreses  y alcanzan hasta los 40 metros de altura y 6 metros de circunferencia.  En los bosques nebulosos se admiran el alais, aguatillo de montaña, el culebro y el mano de león.

  • Este tipo de vegetación nutre a una gran variedad de plantas epífitas (o plantas que crecen sobre otras -epi=sobre, fitos=plantas-) como las orquídeas, bromelias, aráceas, musgos, helechos, líquenes (indicadores de un aire con poca contaminación) y cactus. Los hongos y bacterias extremófilas (aquellas que habitan en los ambientes extremos de acidez y temperatura de la laguna azufrada y las fumarolas volcánicas) tienen un lugar propicio para vivir en el Complejo Los Volcanes.