Construyendo capacidad para conservar aves playeras en Centroamérica

Los humedales costeros de América Central proporcionan sitios de parada y hábitat de invernada vitales para especies como Charadrius wilsonia, Numenius phaeopus y Calidris pusilla. Entre los sitios críticos para estas especies están la Bahía de Jiquilisco en El Salvador, y el Delta del Estero Real, en Nicaragua. Si bien estos sitios tienen algún tipo de protección nominal, carecen hasta el momento de procesos eficaces para su conservación y están amenazados por la pérdida de hábitat, degradación, contaminación y uso no sostenible de los recursos.

Es por eso que la Oficina Ejecutiva de la Red Hemisférica de Reservas para las Aves Playeras (RHRAP) ha puesto en marcha el proyecto “Construyendo capacidad para conservación de sitios prioritarios para las aves playeras en Centroamérica” gracias al apoyo del U.S. Fish and Wildlife Service (Division of International Conservation, Wildlife Without Borders – Latin America and Caribbean)

Este proyecto tiene como meta apoyar la gestión y protección efectiva de los mencionados sitios, a través de la construcción de capacidad local en los actores locales e interesados directos. A través de procesos participativos, se identificarán las principales amenazas y sus “drivers” en cada sitio y se desarrollarán planes de acción para abordarlos. Se proveerán además herramientas a los actores locales para implementar buenas prácticas de gobernanza en cada sitio.

La capacidad de los actores locales se está construyendo fundamentalmente a través de una estrategia que combina un ciclo de talleres participativos y el acompañamiento técnico permanente desde la Oficina Ejecutiva de la RHRAP. Se aplicará la “Herramienta de Evaluación de sitios RHRAP” en Bahía de Jiquilisco en El Salvador (9 y 10 de abril) y en Delta del Estero Real, en Nicaragua (14 y 15 de abril) y se llevará a cabo el Curso-taller “Buena gobernanza para conservación de sitios prioritarios para las aves playeras en Centroamérica” (26 y 27 de mayo en Chinandega, Nicaragua). Adicionalmente, la Oficina Ejecutiva de la RHRAP proporcionará acompañamiento permanente y asistencia técnica a los actores locales de cada sitio, para articular y facilitar la construcción de mecanismos de buena gobernanza y la incorporación de las aves playeras como un objeto de conservación prioritario dentro de los acciones de manejo en las áreas. Se trabaja directamente con comunidades y líderes locales, municipios, ministerios, empresas privadas, administradores/manejadores, ONGs, expertos e investigadores.

El equipo de la Oficina Ejecutiva de la RHRAP para este proyecto está integrado por Rob Clay, su Director y los Especialistas en Conservación, Meredith Gutowski Morehouse y Diego Luna Quevedo. La articulación y gestión local es liderada por Marta Quezada, Directora de Ecosistemas de SalvaNatura, en El Salvador y por Salvadora Morales, Directora Ejecutiva de Quetzalli, en Nicaragua.

Además de fortalecer capacidades locales, este proyecto espera construir nuevos acuerdos de conservación y mecanismos de gobernanza que permitan  mejorar el manejo de estos sitios críticos para las aves playeras en Centroamérica. Adicionalmente se procura lograr que ambos sitios sean designados como “sitios RHRAP” con  el compromiso formal de propietarios y manejadores de incluir las necesidades de conservación de las aves playeras dentro de los  planes de gestión y manejo de las áreas.