Vistas_PN El Imposible_26Dic2007_Frank S. Cardoza

Según la historia, durante la primera mitad del siglo XX, los cafetaleros transportaban su café a lomo de mula desde las fincas del norte, especialmente de Tacuba, hacia el puerto de Acajutla; pero, existía una barranca entre dos montañas que interrumpía el paso y, para salvar este paso los viajeros colocaban troncos de árboles para que las mulas caminaran. En muchas ocasiones animales y personas se resbalaban y caían al precipicio… hasta que el Estado construyó un puente de mampostería en este sitio con la leyenda que dice “Año 1968 dejó de ser Imposible”.

Hoy en día, el puente está rehabilitado y es un atractivo turístico para las personas que visitan el parque por el Sector San Francisco Menéndez o desde Tacuba.

En 1989 y por decreto legislativo, El Imposible adquirió el título de Parque Nacional y en 1991, la Dirección de Áreas Naturales de SalvaNATURA recibió la concesión por parte del Estado para administrar el Parque, y se convierte en organización co-manejadora.

ARQUEOLOGÍA

Los estudios científicos afirman que El Imposible alberga asentamientos prehispánicos.  Muestra de ello es que el bosque cuenta con 8 sitios arqueológicos de varios períodos prehispánicos, y no se descarta la existencia de más sitios en la zona, que podrían ser descubiertos en los años venideros.  Si estás interesado en realizar investigaciones sobre la arqueología del Parque, comunícate con la Dirección de Áreas Naturales de SalvaNATURA.

Usted, amigo turista, puede deleitarse con una caminata por el pasado, visitando el Sitio Arqueológico Piedra Sellada, que por el momento es el único lugar que está abierto al público.

PIEDRA SELLADA

Actualmente el único sitio arqueológico abierto al público. (Posiblemente pertenezca al período Clásico Tardío, 600 a 900 d.C.) Se encuentra a 5 Km del Centro de Visitantes Mixtepe del Sector San Benito. El sitio está dentro del cañón del Río Venado. Posee más de 100 elementos tallados en una peña: cúpulas, mariposas, círculos concéntricos y otros motivos. Es probable que la piedra se desprendiera de los altos desfiladeros que se alzan sobre el cañón del río, y pudo tener un significado mitológico, mágico o artístico para los que crearon tal manifestación rupestre.